Los lápices y pinceles hacen que me despiste de las cosas cotidianas durante el día, y por la noche pintan todos y cada uno de mis sueños.